jueves, 26 de agosto de 2010

Ojitos de uva

Tu mi estrella de los ojitos de uva
ojitos negros llenos de tristeza luna
mi resbalín de juegos pendientes
corazón de hojas secas
un almendral de árboles con que sueñas
tú que miras a los lejos por detrás del sol...

Estaciones rotas

Estaciones rotas
Un giro colapsado
Un capuchino rebalsado
Un jarrón de hojas secas
lágrimas derretidas con sangre
que se han desconectado
Estaciones rotas
Listas para girar
Elásticos lanzados
Arterias rotas.

El deseo del silencio


En el silencio, donde habita toda mi lasciva y rugen de los escombros que me vieron detenida a la larga espera de cobijarte entre ósculos y caricias tenues
Se me fue la noche entre tus piernas
Y cuando te detuve para asentar tus labios
Procurando sentir tus manos sobre mis larvas o quizás detener mi cuerpo y colmar jirones que huyen dentro de mi sitio virginal
seguiría confundiéndote en mis pechos que te vieron acariciar incesantemente hasta hacerme gritar la locura desenfrenada que volaba sobre mi cabeza